sábado, junio 24, 2006

Apuntando sin flecha

Estoy entre los dos oceanos ahora...el sol pega duro, la humedad tambien...

Llegue hace tan poco...pero parece tanto...es solo una hora...pero es como una caravana que se adentra en el desierto...guiada por los tuareg silencios...que me observan.

El peor castigo que un soñador puede tener, es el tener sus sueños a un palmo de distancia...pero que ese palmo se mueva junto con el.

El sabio kosugui siempre me dijo que las cosas mas valiosas deben comenzar por dentro...que germinan para afuera, que los grandes cambios son realmente momentos en los cuales aparta uno la bruma y realmente ve.

El tambien dijo que el no era real...que la busqueda es lo real...el maestro llega cuando el buscador esta listo...

Necesito alistarme......en el infinito girar de la espiral...mi espiritu espera el sosiego.