domingo, marzo 04, 2012

Mi amigo el gato


Aprendimos a confiar el uno en el otro...

yo le enseñe a dejarse cargar boca-arriba...el me enseño ha amarlo.

La ceremonia diaria ya no será la misma...pues la hora, perro y la comida siguen allí...

Pero el ya no vendra...

Se fue con las palomas...

Me mira desde otra ventana...

Un dia lo encontrare de nuevo sobre la mesa...en la cocina...esperando que le diga la palabra clave...y cuando yo la pronuncie...voy a ser muy feliz.

Hasta pronto mi amigo.